jueves, 19 de agosto de 2010

En la geografía de mis manos 4




Cuatro


Sueños anunciando lo breve   la angosta línea que dibuja
realidad severa, delirio consecuente.
Tan breve
el silencio mientras nombra lo que duele
              y evito con palabras de niebla.
Soy pez del zodíaco y sueño que escribo
              en los grandes libros olvidados
              en los pequeños espacios del alba.

Sueño que veo poetas  dentro del impacto de una guerra
llevan libros al hombro
             y flores rojas que clavan en el suelo.
Será que ha muerto la lengua o escondida en el mar
aguarda
que alguien la escriba.
Una palabra se hace fin del camino
             principio de paisaje
             vaso de esperanza en mis manos.

Sueño que escribo el dialecto del cielo en la tierra.



Sueño que escribo


Escribo lo que grita sin violencia mi cuerpo
cuando cruzo el puente a ninguna parte
y dejo decir a la vida
           que he perdido signos milenarios
           en los naufragios de mis manos rendidas.
Hay expertas palabras que son arcos tensados
temo el impacto       cubro el pecho
           imagino que adormezco.

Sueño que escribo sobre una tierra irreal
          inmensa      plana
imagino un ciclo que evade muertes
         septiembres prolongados
         valles sin hambre.
Me despierta esta llanura obstinada
que no reconoce amores     tampoco odio.
Con los ojos abiertos    contemplo
mi corazón enredado en lianas y musgo
que decidió adormecer sangre
         y volverse verde.
Rodeado de selva         oculto del sol
con su mirada roja todavía   busca mis luceros.
Espera que en la piel me broten pétalos
para comenzar
aquel postergado viaje  hacia nuestra poesía
         imperceptible.



® Cecilia Ortiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada