jueves, 9 de diciembre de 2010

Gaviota en amanecer




                                   Inventamos el vuelo
                                   en esta mañana sin color
                                   se fue la noche y sus corales de tedio
mi cuerpo helado    presiente
                                   tus alas inquietas            retienen lágrimas

nos contemplamos en una gota de memoria
                                   -por dónde anduvimos en otras horas- 
                                  
Leemos en el agua quieta
                                   tu secreto         mis ataduras diversas.
No podemos jugar con la distancia
                                   (le gusta ser pantera osada
                                               y clavar sus garras)
                                   gaviota grita que no beberá nuestra sangre
                                               -cree que el  amor todo lo calma-
(hasta cuando estará la noche agazapada)
siento aleteos sobre mis manos frías
estamos envueltas en el silencio del mundo
en ese silencio de días largos
                       en medio de estruendos
-la guerra asusta sus ojos negros-
(añoro escribir poemas en libertad)

Sin poder detenernos
sorteamos fuegos cruzados
                       delante de los umbrales
en las calles
                       que ya no son ciertas.



®  Cecilia Ortiz
 Libro secreto
                      

                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada