domingo, 28 de enero de 2018

Soledad compartida




Con poca luz acomodo el silencio
en mis manos.
El otoño esparce follaje mientras camina.
Los árboles apuran apuran la caída de sus hojas
como si saldaran una cuenta infinita.
Se ha roto la armonía.
El olvido guarda silencio.
-enigma de la respuesta-
Se abandona mi garganta
a preguntas que no confiesan miedo
en este paisaje de melodías
y soledad compartida.
Las hojas secas se adhieren a mí
-me visten de cenicienta-
con la perfección de lo imposible.




De la Antología, Nuestra voz
Colección Witold- Editorial Tersites
ISBN 978-987-3682-04-9
Imagen Faiza Maghni


No hay comentarios:

Publicar un comentario